XV

No confíes. Ciérrate.
Calla eso que late,
que no estorbe.
No te erices, no te dejes.

No te rindas al deseo,
no te dejes llevar.
Esconde ese vacío
y llénalo de nada.

Anda y no pises,
no dejes huella.
Cambia el camino,
cambia la meta.

Deja al sol ponerse,
que descanse.
Ya volverá a salir;
cuando pueda.

Guarda la sonrisa,
tira la llave
y búscala.
No tengas prisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada